CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

Enaltecer el aprovechamiento universitario

Enaltecer el aprovechamiento universitario.

Enaltecer el aprovechamiento universitario o cómo incentivar la productividad universitaria en línea. En la mediática sociedad del presente que invade hogares, aulas, platós y empresas, el profesor universitario se pregunta si la enseñanza en línea está incrementando su productividad científica o está gastando un tiempo precioso en el aprendizaje de prestaciones de dispositivos y nuevos servicios de internet.

El aprovechamiento es una forma de comprobar la producción científica que tradicionalmente se ha reservado para el número de publicaciones, principalmente de artículos en revistas consideradas de impacto por su eigenfactor y análisis de citas. Algunos sistemas han usado métricas aplicadas a la productividad docente, como el índice h, para conocer si el profesorado todavía vive en la arcana “torre de marfil” o su producción científica es un trabajo lucrativo y cómodo (“cushy job”) en el que se refugian personas que trabajan sin esfuerzo y a bajo rendimiento.

En fin, la productividad universitaria se ha estudiado de múltiples maneras: por género, tipo de contratación, área de conocimiento, categoría docente, carga laboral, rangos de programas o el Ranking Académico de las Universidades del Mundo (ARWU), etcétera. De esta forma, los seis indicadores del ARWU constituyen una metodología comparativa reconocida por su solidez entre las universidades. Uno de los indicadores parece difuso: rendimiento per cápita respecto al tamaño de una institución, mientras que los restantes se evidencian por el enunciado: profesores y alumnos que hayan ganado premios Nobel y medallas Fields, número de investigadores altamente citados, número de artículos publicados en revistas de Nature y Science, número de artículos indexados en Science Citation Index – Expanded (SCIE) y Social Sciences Citation Index (SSCI).

La métrica aplicada a la docencia y a los servicios es más banal: se pone el acento en las valoraciones de los estudiantes en las materias impartidas de los distintos cursos o las acciones aplicadas en distintas comisiones departamentales, o de órganos universitarios, incluidos los centrales y de facultad. El desequilibrio en los tiempos dedicados a la docencia y a la producción científica están en función de los incentivos derivados del reconocimiento administrativo de cada una de ellos: generoso el quinquenio y exigente el sexenio. Las motivaciones profesionales para reequilibrar la dedicación temporal siempre ha sido un laberinto de medidas institucionales.

¿Dónde se sitúa la fascinante enseñanza en línea dentro de esta tensión motivacional del profesorado universitario? ¿Cómo enaltecer la disposición creativa para la teleenseñanza? La combinación de los conceptos producción científica y comunicación en línea con estudiantes está sometida a tensiones que la institución académica resuelve ocasionalmente con dotaciones de infraestructura sin que los efectos de la alfabetización tecnológica del personal se haya comprobado más allá del arrobamiento tecnológico en el aprovechamiento cognoscitivo y emocional.

En efecto, la alfabetización tecnológica supone:

  • Diseño instructivo.
  • Tempo en el desarrollo de materiales.
  • Elecciones personales del soporte lógico de los sistemas.
  • Optatividad académica en la selección de las materias.
  • Movilidad en los roles de profesor a gestor de contenidos.
  • Reconocimiento en la productividad del servicio en línea.
  • Redescubrimiento de la docencia, tutoría, mentoría, evaluación y comunicación a distancia.

¿Qué incentivos profesionales deberían ofrecer las instituciones universitarias para una enseñanza en línea que represente un número de horas semanales igual o mayor que una enseñanza presencial a los estudiantes? Incluyo propuestas alternativas a tener en consideración:

  • Reconocimiento profesional para la transformación del estatus académico.
  • Remuneración complementaria.
  • Compensación temporal de la docencia.
  • Premios tecnológicos de pequeñas dotaciones de equipos.
  • Derechos de propiedad de los cursos producidos en línea.

Para enaltecer el aprovechamiento universitario se tienen que abrir las compensaciones profesionales vinculadas al desarrollo de cursos en línea, la enseñanza en línea, la propiedad intelectual, la alfabetización tecnológica, la disponibilidad de tiempo, el liderazgo institucional para el aprendizaje en línea, la percepción de cambio organizativo, la disponibilidad de servicios de gestión tecnológica, el cambio curricular, y la medición del impacto en el estudiante como rendimiento per cápita respecto al tamaño de una institución. Así visibilizaríamos los ingredientes de este indicador del ARWU y entrarían más universidades en el club de las 500 mejores universidades del mundo. 

LMVA & Lumivian

4 thoughts on “Enaltecer el aprovechamiento universitario

  1. Pingback: Comunidades de pensamiento experiencial (CPE) - Luis Miguel Villar Angulo

  2. Pingback: Abandono, aburrimiento, filantropía - Luis Miguel Villar Angulo

  3. Pingback: Máster de compás ternario en A - Luis Miguel Villar Angulo

  4. Pingback: Empleo remunerado, cultura transpersonal - Luis Miguel Villar Angulo

Deja un comentario

Luis Miguel Villar Angulo