CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

Herramientas cognitivas

¿Está utilizando las herramientas correctas para la enseñanza?

herramientas-cognitivas

Por Gillian Judson, PhD

Universidad Simon Fraser

www.educationthatinspires.ca

Un currículo tiene un poder latente. Contiene posibilidades de todo tipo, incluidas ocasiones para la implicación, alegría, investigación, y para la transformación del aprendizaje. Nuestro desafío como profesores es facilitar esas circunstancias para nuestros estudiantes, activar un proceso que deje en nuestros estudiantes un sentimiento de estar bien informados, ser capaces, y estar inspirados.

¿Tiene las mejores herramientas para el trabajo? ¿Tiene las herramientas que puedan promover el poder de un currículo?

¿Cuáles son las herramientas cognitivas?

No importa su edad, nuestros estudiantes vienen a nosotros con vidas emocionales e imaginativas activas. Todos ellos con frecuencia y de manera rutinaria piensan sobre el mundo de manera distinta evocado por sus emociones e imaginación.

Por ejemplo, disfrutan universalmente de historias o relatos de todo tipo. Todos disfrutan de los chistes y el humor. Todos se identifican con patrones del mundo que les rodea. Muchos están fascinados por los extremos de la experiencia y los límites de la realidad – que es material del Libro Guinness de los Récords. Muchos se asocian con los héroes e incluso idolatran a las personas, las ideas o las instituciones. Muchos se inician en el coleccionismo de las cosas y se obsesionan con aficiones. Las palabras provocan imágenes que surgen en todas sus mentes. Todos disfrutan con un buen misterio y se pueden quedar impresionados con preguntas sin respuesta o eventos extraños. Nuestros estudiantes mayores pueden disfrutar de las ideas abstractas y de las teorías que las representan. Algunos buscan maneras de lograr un cambio en sus entornos. Podría seguir y seguir escribiendo; las vidas emocionales e imaginativas de nuestros estudiantes se manifiestan de muchas maneras variadas.

¿Por qué ignorar las características de las vidas imaginativas de los estudiantes tan activas fuera de las aulas? ¿No tiene más sentido desarrollar esas actividades en la enseñanza?

Estas diferentes formas de participación no son pequeñas; en realidad son formas de pensamiento que ayudan a aprender a los seres humanos. En el proyecto de Educación Imaginativa llamamos “Herramientas cognitivas” a esas características de nuestras vidas imaginativa y emocional – en fin, son las formas emocionales e imaginativas que usan los seres humanos para dar sentido al mundo. También son las mejores herramientas disponibles para desatar el poder latente del currículo.

3 razones por las que las herramientas cognitivas liberan toda la fuerza del currículo

# 1 Las herramientas cognitivas mejoran la memoria y estimulan el significado.

En otras palabras, el uso de una herramienta cognitiva para enseñar una cosa facilita el recuerdo de un tema más fácilmente en los estudiantes. En una ocasión Ted Hughes denominó “pequeñas fábricas de entendimiento” a las herramientas cognitivas – que es una gran metáfora para describir lo que hacen las herramientas cognitivas en nuestras mentes. El uso de herramientas cognitivas en la enseñanza – forma narrativa del cuento, humanización del significado, chistes y humor, coleccionismo y aficiones y más asuntos – tendrá un profundo impacto en los estudiantes; permitirá que los estudiantes sientan alguna conexión emocional con el contenido. El contenido del currículo dentro de las mentes de los estudiantes está ahora ligada a la función generativa de la imaginación del “qué ocurriría sí”. (Lea más información! Siga las HERRAMIENTAS DE IMAGINACIÓN de la serie en imaginED www.educationthatinspires.ca)

Por ejemplo, si incluye el aprendizaje de un teorema matemático en una conversación de gran discusión en torno a esa idea (herramienta de Revolución e Idealismo) o en el contexto del matemático que lucha para proponer una nueva idea (herramienta de la Humanización del Significado) o dentro de una imagen clara de cómo funciona un teorema o cómo éste se descubrió (herramienta de Imaginación Mental evocada desde las Palabras), entonces anuda la emoción y la imaginación con el propio teorema. (Vea muchos más ejemplos de herramientas cognitivas aplicadas a una materia en las series de Herramientas de Imaginación o dentro de algunas lecciones y planes de unidades del sitio web del Grupo de Investigación Educación Imaginativa. O eche un vistazo a la tabla de instrucciones de herramientas cognitivas.)

La gran cuestión acerca de las herramientas cognitivas, también, es que todos los estudiantes ya las están usando para comprender el mundo. En lugar de enseñar a utilizarlas a los estudiantes, el trabajo docente consiste en introducir esas características ya activas de sus mentes.

# 2 Las herramientas cognitivas encienden SU pasión.

Una enseñanza exitosa requiere tanto un profesor comprometido cuanto un estudiante comprometido. Las herramientas cognitivas van a encender la pasión docente por aprender tanto como a los estudiantes. Tómese unos minutos y vea lo que quiero decir. Sólo tiene que elegir una herramienta cognitiva de las enumeradas en las series de Herramientas de Imaginación o Consejos para Educadores Imaginativos. Lea en qué consiste la herramienta y vea cómo la puede utilizar para enseñar algo en su currículo. Claro, puede que tenga que pensar de forma diferente sobre un tema (por ejemplo, vea el Consejo # 8 Indagar Cualidades Heroicas o el Consejo # 2 Encontrar una Fuente de Tensión Dramática), pero es ahí donde puede despertar su curiosidad. Las herramientas cognitivas atraen su pasión. Establecen el escenario para que puedan participar los estudiantes.

# 3 Las herramientas cognitivas dan capacidad de pensamiento crítico, creativo y colaborativo.

Las metas de las escuelas son variadas y siempre han sido objetadas – uno prioriza las iniciativas de manera diferente dependiendo del punto de vista particular sobre la finalidad de la educación. Sin embargo, pocos estarían en desacuerdo acerca de la necesidad de educar a los estudiantes para que sean buenos pensadores. Es decir, que tengan las habilidades críticas, creativas y colaborativas de pensamiento necesarias para navegar por un mundo de alta tecnología, multicultural y multimodal. Al final del día, un buen pensamiento – los tipos de habilidades que describimos como “habilidades del siglo XXI” – requieren un uso rico y flexible de herramientas cognitivas. Cuanto más unimos todos los tipos de conocimiento con las características de la imaginación humana, más apoyamos la capacidad de nuestros estudiantes para pensar bien.

Pensamientos finales

El significado de “currículo” está cambiando. Durante muchos años fue simplemente el contenido – la materia – a completar en un curso escolar. Afortunadamente, algunas personas todavía sostienen este punto de vista público. Los educadores comprenden la complejidad del proceso de enseñanza-aprendizaje, la complejidad del “currículo”. Entienden que abarcar temas a lo largo de un año escolar no es tan importante para el bienestar general intelectual del niño como el descubrimiento de relaciones de todo tipo – relaciones entre temas (todo el conocimiento está conectado), relaciones entre los estudiantes y el conocimiento (facilitando la curiosidad, la investigación, los sentimientos de autonomía), las relaciones entre los estudiantes (el poder de la colaboración y el asesoramiento en el aprendizaje), etc. Entienden que el currículo es una fascinante red de procesos y posibilidades.

Si desea liberar el poder de su currículo la mejor manera de hacerlo es equipar su caja de herramientas cognitivas. Un enfoque de herramientas cognitivas para la enseñanza es una manera fácil y eficaz de desenredar el poder latente del currículo – participar, facilitar e inspirar a los estudiantes. Aprender a utilizar las herramientas cognitivas de una en una a través de las Series de Herramientas de Imaginación. O ver los tipos de recursos disponibles para apoyar su enseñanza que emplean prioritariamente esas herramientas. Todo en imaginED.

 

 

By Gillian Judson, PhD

Simon Fraser University

www.educationthatinspires.ca

Are you using the right teaching tools? 

Curriculum has latent power. It contains possibilities of all kinds, including possibilities for engagement, joy, inquiry, and for transformation in learning. Our challenge as teachers is to enable these possibilities for our students, to activate a process that leaves our students feeling knowledgeable, capable, and inspired.

Do you have the best tools for the job? Do you have the tools that can unleash the power of curriculum?   

What are cognitive tools?

No matter their age, our students come to us with active emotional and imaginative lives. They all frequently and routinely think about the world in ways that evoke their emotions and imaginations.

For example, they universally enjoy stories or narratives of all kinds. They all enjoy jokes and humour. They all identify patterns in the world around them. Many are fascinated by extremes of experience and limits of reality–the stuff in the Guinness Book of World Records. Many associate with heroes and even idolize people, ideas, or institutions. Many start collecting things and obsess over hobbies. Words cause images to arise in all of their minds. They all enjoy a good mystery and can be left awestruck by unanswered questions or strange events. Our older students may enjoy abstract ideas and theories that represent them. Some seek ways to enact change in their environments. I could go on and on; our students’ emotional and imaginative lives manifest themselves in many varied ways.

Why ignore the features of students’ imaginative lives so active outside your classroom? Doesn’t it make more sense to carry those activities into your teaching?

These different forms of engagement are not insignificant; they are actually ways of thinking that help human beings learn. In Imaginative Education we call these features of our imaginative and emotional lives “cognitive tools”–they are emotional and imaginative ways human beings make meaning in the world. They are also the best tools available for unleashing the latent power in your curriculum.

3 reasons why cognitive tools unleash the power of curricula

#1 Cognitive tools improve memory & stimulate meaning.

In other words, using a cognitive tool to teach something makes it easier for your students to remember the topic. Ted Hughes once called cognitive tools “little factories of understanding”–this is a great metaphor for describing what cognitive tools do for our minds.  Using cognitive tools in your teaching–the story-form, humanization of meaning, jokes & humour, collections & hobbies and more–will have a profound impact on students; they will leave students  feeling an emotional connection of some kind with the content. The curriculum content within students’ minds is now tied up with the generative what if feature of the imagination. (Learn more! Follow the TOOLS OF IMAGINATION series at imaginED www.educationthatinspires.ca )

For example, if you embed the learning of a mathematical theorem within a conversation about a great controversy around that idea (Revolt and Idealism tool) or within the context of the mathematician struggling to propose a new idea (Humanization of Meaning tool) or within a vivid image of how that theorem works or was discovered (Mental Imagery Evoked From Words tool) then you tie up emotion and imagination with the theorem itself. (See many more examples of cognitive tools applied to subject matter in the Tools of Imagination series or within various lesson and unit plans on the Imaginative Education Research Group website. Or check out this instruction table of cognitive tools.)

The great thing about cognitive tools, too, is that all of your students are already using them to make sense of the world. Rather than teaching students to use them, your job is to engage these already-active features of their minds.

#2 Cognitive tools ignite YOUR passion.

Successful teaching requires an engaged teacher as much as an engaged student. Cognitive tools will ignite your passion for learning as much as your students. Take a few minutes and see what I mean. Simply pick a cognitive tool from those listed in the Tools of Imagination Series or Tips for Imaginative Educators. Read what the tool is about and see how you might use it to teach something in your curriculum. Sure, you might need to think differently about your topic (e.g. see Tip #8 Seek Heroic Qualities or Tip #2 Find A Source of Dramatic Tension), but that’s where you can spark your own curiosity. Cognitive tools engage your passion. They set stage for you to engage your students.

#3 Cognitive tools power critical, creative, & collaborative thinking.

The goals of schools are varied and have always been contested–you prioritize initiatives differently depending on your view of the purpose of education. But few would disagree with the need to educate students to be good thinkers. That is to say, to have the critical, creative and collaborative thinking skills required to navigate the high-tech, multi-cultural and multi-modal world. At the end of the day, good thinking–the kinds of skills we describe as “21st century skills”–all require rich and flexible use of cognitive tools. The more we tie up knowledge of all kinds with the features of the human imagination, the more we support the ability for our students to think well.

Final Thoughts

The meaning of “curriculum” is changing. For many years it was simply the content–the stuff–to get through in a course of study. Thankfully, few people still hold this parochial view. Educators understand the complexity of the teaching-learning process, the complexity of “curriculum”. They understand that covering topics over the course of a school year is not as important for the overall intellectual wellbeing of the child as uncovering relationships of all kinds–relationships between topics (all knowledge is connected), relationships between students and knowledge (enabling curiosity, inquiry, feelings of autonomy), relationships between students (the power of collaboration and mentorship in learning) etc. They understand that curriculum is a fascinating network of processes and possibilities.

If you want to unleash the power of your curriculum the best way to do so is to equip your cognitive toolkit. A cognitive tools approach to teaching is an easy and effective way to unleash the latent power of curriculum–to engage, enable, and inspire students. Learn how to use cognitive tools one by one through the Tools of Imagination Series. Or see the kinds of resources available to support your teaching that centrally employ these tools. All at imaginED.

 

 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “Herramientas cognitivas

  1. LORENA RUIZ DE LARA CASTELLANO

    Adentrados en el tema que nos expone el profesor Villar, coincido en la importancia que se debe dar y no se da a las formas emocionales e imaginativas que tenemos cada persona, sirviendo éstas como aprendizaje para nosotros.

    Cierto es que las herramientas cognitivas mejoran la memoria y estimulan el significado, ya que es más sencillo recordar algo, y consigo aprenderlo, mediante la propia imaginación y las imágenes mentales que nos creamos, esto nos hará relacionarlo rápidamente. Una vez más, se hace hincapié en la educación progresista, centrada principalmente en el niño como sujeto activo y en sus intereses.

    En conclusión, como ya todos sabemos, es más fácil aprender “haciendo” y, también, relacionando los contenidos con uno mismo o con los conocimientos ya existentes para así hacer florecer la curiosidad por aquello que hagamos lo que nos dará como resultado un aprendizaje instintivo y espontáneo, contrario al aprendizaje mecánico al que estamos acostumbrados del cual nos debemos desligar, entendiendo éste como el clásico aprendizaje de memoria con la única finalidad de vomitarlo en un examen, olvidando lo fundamental, aprender.

    Adjunto este enlace a modo de consultorio para aquellos que quieran recopilar información sobre las herramientas cognitivas: https://es.slideshare.net/CASAS13/herramientas-cognitivas

  2. lmva Post author

    No solo ha respondido con un comentario pertinente sino que además ha sugerido un enlace para que otros compañeros puedan aprender más sobre las herramientas cognitivas, aspecto que se le agradece.

Deja un comentario

Luis Miguel Villar Angulo