CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

El primer curso universitario

el-primer curso universitario

El primer curso universitario. 

Solo un estudiante del primer curso universitario que se equivoca puede trazar la verdad de su carrera. Solo los dedos estudiantiles que teclean retornos en el ordenador tienen oportunidades de éxito académico. Tanto más importante que los libros de consulta que los estudiantes tienen que conocer en un grado es saber cómo se los puede afianzar en una titulación. Cada estudiante del primer curso universitario es como un pájaro que puede huir de la titulación si el grado elegido fuera una plaga.

Timidez, miedo al fracaso, soledad, morriña

Para estudiar bien en el primer curso universitario es necesario un ajuste social y una disposición de pertenencia al grado universitario seleccionado.

  • ¿En qué rincón de aula, seminario, patio, o ante qué dispositivos interacciona un alumno o alumna con su profesor y compañeros de clase;
  • ¿con quién ha hecho un pacto un estudiante para comunicar sus expectativas y limitaciones académicas?
  • Cumplida la tregua del primer mes de clase vivida entre gruesas prendas de apuntes reescritos por academias, ¿tiene oportunidades un estudiante de implicarse con otros alumnos y alumnas para buscar las semillas de aprendizaje de las materias?
  • ¿Hay alguien ahí en el primer curso universitario que apoye personal, social o académicamente a los estudiantes para romper laberintos perdurables de conocimientos?

Estudiantes en riesgo

Ser estudiante de primer curso universitario es sustraer savia a un grado. Es dominar el manar blancuzco de la substancia de una titulación. El problema no es llenar la lista de estudiantes de primer curso de un grado con todas las matriculaciones teóricas previstas, sino fabricar un egreso motivado y que se atribuya un alto locus de control interno.

Para dar certidumbre a la identidad de un estudiante recién venido de un instituto:

  • ¿Dónde están colocados los sensores institucionales que alertan del riesgo del chapoteo de conocimientos personales de los estudiantes?
  • ¿Quién abre los ojos de los estudiantes a nuevas brisas que cierren las brechas incipientes?
  • ¿Quién analiza los nudos cognoscitivos, sociales o emotivos que son innombrables para los estudiantes?

Diseño de un primer curso universitario

Un primer curso universitario tiene que ser como un hachón que ilumina y desaprende errores pasados; como un cazador que reconoce sus marcas fútiles y vacías en las rendijas del conocimiento. No todos los errores pasados de aprendizaje de un bachiller en la selectividad fueron debidos al azar. Hay que ayudar a un estudiante a que piense que su motivación es la llave del oxígeno que produce éxito; que un suspenso no se consigue por la suerte esquiva o porque un estudiante caiga antipático a un profesor. Un aprendizaje significativo para un alumno de primer curso es el estuario donde se encuentran las arenas que agitan su cambio de vida.

Un estudiante se ha de internar en las materias del primer grado de su titulación:

  • Franqueando los fundamentos de los conocimientos de las materias;
  • gastando el lápiz en la aplicación de conocimientos;
  • integrando las columnatas temáticas de distinta estructura de las materias en corredores de su propio conocimiento;
  • dando a la cantera pulida del conocimiento una temperatura humana, personal;
  • cuidándose ante las rutinas superficiales que envuelven el conocimiento;
  • aprendiendo cómo franquear el espacio de la ignorancia hasta reconocer una nueva morada para los conocimientos, habilidades y valores.

Oportunidades para el triunfo  

La maestría del éxito del primer año estudiantil consiste en apuntar muchas oportunidades en pocos factores. Cuando un estudiante se interna por callejas de actividades formando un equipo crea en el bullicio de la ayuda a los demás un refugio para el desarrollo social, la sobriedad de la responsabilidad y la toma de decisiones ante el laberinto de prácticas de muchos requisitos. La construcción de un grupo de estudiantes bien avenidos lo hace más fuerte ante desafíos personales y sociales.

Roles y responsabilidades docentes en el primer curso universitario

Un buen profesor no solo transmite su voz para recomendar libros sino para apoyar a los estudiantes en el estudio y la investigación. Por ejemplo, les ayuda a buscar:

Camino de un estrecho pasillo al curso de primero de grado, tras la asignación de materias en un consejo de departamento, un profesor se asoma al pretil de su rol y nuevas responsabilidades, como:

  • Gestor: administrando tiempos y contenidos, y dirigiendo estudiantes.
  • Trabajador en equipo: participando en los grupos organizados de clase que entran en competición.
  • Diseñador del curso: detallando el plan de trabajo de los estudiantes según el número de créditos y calendario de la materia.
  • Experto en el conocimiento disciplinar: hábil, experto en la práctica y conocedor de la línea temática de la materia que va a gestionar.
  • Investigador: tiene por objetivo el descubrimiento de hechos o el mejoramiento de conocimientos para que participen los estudiantes de esos encuentros.
  • Profesor: enseña la ciencia , el arte y la técnica de la materia del grado.
  • Consultor: trata asuntos con estudiantes, colegas o administración universitaria relacionando creencias, valores, opiniones acerca de situaciones producidas en algún contexto.
  • Orientador: encaminando, guiando o determinando la posición de algo a los estudiantes en función de puntos cardinales valiosos.

Cuanto más se estresa un alumno de primer curso universitario, menos se lo controla

Por el grosor de la media de estrés de alumnos de primer curso universitario de cualquier grado se puede medir la futura cultura del egreso. La voz de un estudiante puede quedar muda, como pozo cegado, por cualquier asunto inesperado que le impide controlar los asuntos de su vida. Una nota de calificación de un grupo puede significar una algarabía que se filtra en su sistema nervioso. Cuando la autoconfianza personal se detiene, el espeso meandro de la irritación se apodera de un estudiante.

Un profesor rescata las aguas turbulentas de una clase cuando comprende los giros que produce el estrés por medio de alguna escala que mida el estrés percibido por los estudiantes para dibujar la silueta del cansancio mental estudiantil.

Trabajos de prácticas reales en las materias de grado

Para viajar al empleo, no hay mejor navío que unas prácticas realistas. Las materias de grados de las ramas de conocimiento (Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas, Artes y Humanidades, Ciencias, e Ingeniería y Arquitectura.) requieren la prestación de servicios a la comunidad, que combinados con actividades grupales en clase, presentaciones, discusiones, planificación de tareas basadas en competencias, etc., arrastran consigo la pulpa de conocimiento de la densidad de un trabajo, la comprensión de la cultura salubre de las profesiones, y la mejora en el intercambio de lenguas que chorrean los medios sociales.

El primer curso universitario es un barboteo espeso de ingenuidad en los calderos sin refinamiento del conocimiento estudiantil. Consecuentemente, un programa del primer curso universitario tiene dos reglas que cumplir: tener algo significativo que enseñar más allá de la corteza de una materia y vivir la realidad que roe las vestiduras del alumnado.

(Descargue este post como pdf: el-primer-año-universitario )

Lumivian & LMVA

22 thoughts on “El primer curso universitario

  1. Olga María ALEGRE DE LA ROSA

    Hoy la prensa ha publicado que Fernando Alvarodo, dramaturgo y docente, distingue 23 tipos diferentes de profesores. Va dirigido a Secundaria y el Bachillerato, pero es extrapolable a todas las etapas educativas.

    ¿Qué tipo de profesor se encuentra el alumno universitario en primer curso y que le marcará para el resto de la carrera y, posiblemente, para su futura profesión?. Un profesor vidente, con bata, motivado, profesor TIC, hábil, de chándal, nostálgico, exigente, cinéfilo, coleguita, ególatra, comprometido, fotocopiador, popstar, voluntario, policía, el siempre así……..

    Muy oportuno el post del profesor Villar Angulo, que ha dedicado gran parte de su investigación a detectar las competencias clave para un buen docente. Recomiendo su lectura!!!!.

  2. lmva Post author

    Tus comentarios que son de gran actualidad y tienen un valor documental al incorporar opiniones de personas cultas aunque no estén en el ejercicio de tutorizar estudiantes de primer curso universitario. Gracias por tu aportación.

  3. NOEMISA

    Desde mi punto de vista el primer año de universidad es el más difícil, ya que, es un año en el que todo es nuevo, como se dan las clases, los contenidos, los profesores, todo va a un ritmo muy acelerado; esto implica que hay que adaptarse en un tiempo muy escaso a esta nueva aventura.
    Tenemos que ser hábiles a la hora de escribir, no perder ningún detalle, estar atentos a un medio nuevo como son los tics, en el cual ponen toda la información necesaria para las asignaturas, hay estar atentos ante cualquier comentario, no podemos despistarnos en ningún momento porque si no acabaremos perdidos en este gran proyecto llamado grado…
    A los alumnos hay que prepararlos para esta nueva aventura, hacer un periodo de adaptación donde se expliquen diferentes formas de estudio y como desarrollar al máximo sus potencialidades, ya que, si en este primer curso no se les motiva bien perderán el interés por las materias y por el grado.
    Además, el estrés acumulado por los trabajos, los exámenes y estos nuevos modelos evaluativos pueden provocar una complicación en la superación del curso de forma efectiva. Supondrá las dudas de muchos estudiantes que piensas que, por no seguir adecuadamente las clases, por encontrarse perdidos en un nuevo entorno, llegarán a dudar, incluso, si es verdaderamente su vocación, puede que hasta duden de ellos mismos, lo que disminuirá la oportunidad de triunfar.
    En mi opinión ante estas situaciones lo mejor es rodearse de buenos compañeros que te ayuden a trabajar, que te motiven más de lo que haces tú mismo y que desarrollen a tu lado un buen trabajo en equipo, además de los apoyos de los profesores que son muy importantes y debería ser constantes, servir de guía en este camino para que sacarnos una carrera universitaria sea más llevadero y productivo.
    Estoy totalmente de acuerdo con la utilización y realización de unas prácticas realistas, donde se lleva a cabo lo aprendido durante el curso, para una mejor comprensión del trabajo con el cual poder tener algo significativo que enseñar y aprender.

  4. BEATRIZ RAMON LORENZO

    Bajo mi punto de vista, el primer curso universitario puede ser el peor de toda la carrera, ya no solo porque, para la mayoría de los alumnos, sea un entorno nuevo, con profesores distintos, otro tipo de asignaturas, nuevos compañeros, sino también porque, en muchas carreras, el primer año es el más duro y el que más general es.
    Aquí la actitud del docente es fundamental, ya que, como dice la profesora Olga María Alegre, este marcará a sus alumnos para toda su vida, probablemente. En mi opinión, es importante que el profesor intente que sus alumnos no sientan un estrés crónico que les desmotive e, incluso, quieran abandonar la carrera porque no se ven capaces.
    Este artículo me ha parecido muy entretenido e interesante. Un saludo.

  5. SHAILA CASTELLANO BATISTA

    Como universitaria de primer año, creo que el primer curso es el peor. Primero, porque la mayoría de las asignaturas de dicho curso no tienen mucha relación con la carrera (en mi caso, magisterio infantil, y, por lo que he hablado con amigos de otras carreras opinan de la misma manera), y, segundo, porque es algo totalmente nuevo y para lo que no estamos bien preparados. Creo que los profesores de la universidad deberían entendernos un poco mas y ponerse en nuestro lugar (en algún momento ellos fueron alumnos también). Entiendo que no hay mucho tiempo y que no se pueden detener, pero es que de esta manera lo único que consiguen es que nos aprendamos las cosas de memoria, las soltemos en el examen y acto seguido nos olvidamos de ellas, y creo que ese no es el objetivo. Otra opción sería, que desde bachillerato nos preparasen para la vida universitaria, de manera que al llegar, no sea algo completamente nuevo y nos fuese más fácil. Ahora que estamos en el segundo cuatrimestre, puedo decir que ya me he acostumbrado a este ritmo y nivel, y desde luego, no fue gracias a los profesores, hablo en general claro, siempre hay alguno que nos entiende y ayuda.
    Y, por último, añadir que hay profesores que se empeñan en seguir con el método tradicional de enseñanza (libro, pizarra y coger apuntes) habiendo muchos avances tecnológicos hoy en día (tics). Es respetable, por supuesto, pero, bajo mi opinión, deberían pensar en hacerles las clases más amenas y entretenidas a los alumnos y alumnas, seguro que de esa manera aprenderíamos más y mejor y no sería tan solo un “copia-pega”.

  6. DESIREE MORENO PADRON

    Desde mi punto de vista, la actitud del docente es muy importante durante el primer año, ya que para el alumno es todo nuevo. Nuevo centro, nuevos compañeros, nuevos profesores, y sobretodo la nueva etapa universitaria, que no será para nada igual a lo anterior. Los alumnos acudimos nerviosos a esa nueva etapa, y necesitamos que los profesores sean algo comprensivos con nosotros y nos intenten ayudar, ya que sino solo conseguirían desanimarnos con dicha carrera y terminaríamos por abandonar, ya que nos sentiríamos solos ante tantos cambios nuevos. Saludos.

  7. RAQUEL LOPEZ GONZALEZ

    En mi opinión el primer curso universitario es el más difícil, ya que se producen grandes cambios en la vida del estudiante, nuevos horarios, nuevos planteamientos educativos, gran aumento del número de alumnos en las aulas…

    En mi caso el primer año ha sido bastante complejo, debido a la velocidad que trascurre todo, aprender una nueva metodología de estudio en comparación con el bachillerato convencional y también para las personas procedentes de ciclos formativos de grado superior. Como por ejemplo, el bachillerato a diferencia de la universidad se le imparte clases de 20-30 alumnos, mientras que en la universidad a 100 personas aproximadamente, junto a que el alumno tiene un trato y una educación estudiantil más cercana y personificada en bachillerato. Esto genera un choque para muchos alumnos, ya que puede crear un cuadro de estrés en algunos alumnos, debido a que a estas personas les puede costar más adaptarse al nuevo cambio universitario. Y no sólo esto, además el ritmo vertiginoso de los primeros meses, en el que debemos aprender el funcionamiento de la ULL, aspectos administrativos, docentes, sociales…

    Por todo esto, bajo mi punto de vista reitero que el primer año universitario junto a otros pequeños matices hacen que éste sea el año más difícil de las carreras. Porque considero que los siguientes años aunque aumente o cambie el nivel exigido en las clases no va hacer tan complejo, como el primer curso.

  8. FRANCESCA GAMBINO

    Bajo mi punto de vista, el primer curso universitario es el que suelen decir que es el más complejo y a mi parecer no ha sido tan difícil, es más me lo esperaba más complicado.
    Pero he de comentar y como bien dice mi compañera Shaila, las asignaturas del primer curso no tienen ninguna relación con la carrera, ya que algunas de ellas prácticamente no se usarán en un futuro. Por tanto, estas asignaturas se estudiarán de memoria y al tiempo no recordarás nada del contenido dado, esto pasa también con otras asignaturas más relevantes.
    A mi parecer, creo que las clases deberían de ser más amenas y más prácticas para que los contenidos de estas asignaturas se nos queden guardados de una manera más fácil para un futuro.
    Para terminar, creo que la intervención de los profesores con los alumnos es muy importante, ya que nos pueden ayudar a superar ciertos momentos o dudas a lo largo del curso, y esto haría que muchos de los alumnos no abandonaran la carrera.

  9. lmva Post author

    Ha propuesto una batería de recomendaciones para que el primer curso transcurra de forma adecuada. Lo importante de sus propuestas que deberían formar parte de la coordinación de los profesores del primer año.

  10. lmva Post author

    La actitud de los estudiantes en el primer curso determina la permanencia o el abandono de los estudiaos, Es importante que todos el cuadro de profesores vehiculen en su docencia la motivación y el significado de los estudios.

  11. lmva Post author

    El primer curso es el más difícil de los estudios por el salto de un nivel de estudios a otros. Es también frecuente que los profesores no se acomoden a estudiantes que acceden a la universidad y quieran utilizar métodos de cursos superiores.

  12. lmva Post author

    Efectivamente, los profesores se deben acercar a los estudiantes desde una posición más tolerante a la adaptación en las nuevas formas de estudio y aprendizaje.

  13. lmva Post author

    El primer año está masificado de estudiantes. La ratio profesor/alumnos es muy superior a la de bachillerato, y el alumno suele pasar el curso sin haber intentado dialogar con el profesor. Inténtelo en la tutoría y compruebe si funciona la actitud comprensiva del profesor.

  14. lmva Post author

    Su comentario hace referencia al diseño del currículo de su grado y a la introducción de ciertas materias. Hay algunas que son obligatorias para esa titulación a nivel nacional. Revise su comentario con un tutor o tutora para que tenga mejor opinión.

  15. ANA VICTORIA DIAZ RODRIGUEZ

    En mi opinión, el primer año de carrera no es el más complicado, pero sí que es el más duro. No solo por el contenido nuevo, sino por todos los cambios que se producen en la vida de los estudiantes en esta primera y nueva etapa. En muchos caso, supone, independencia, convivencia, vídeos de cómo hacerte una sopa, etcétera.

    Como de costumbre, otro gran cambio en la vida de un estudiante; del instituto, en mi caso, a la universidad. El cambio más fuerte y radical, pensamos. Llegamos con la cabeza llena de dudas: ”¿me gustará realmente?, ¿ seré capaz?, por una parte piensas ¡ vamos que tú puedes ! ”, pero otra parte de ti y la sociedad que te rodea te dice: ”has un ciclo ¿ para dónde vas sola con todo eso ?”. Tenemos ese miedo a lo nuevo, al cambio, y te sientes extraña, y fuera de lugar.
    Desde mi punto de vista esta primera etapa se caracteriza por el miedo al cambio y la falta de confianza en uno mismo.

    Esto se solventa, desde que comienzan las clases y encuentras a algún profesor que te hace seguir adelante, te motiva y hace que te des cuenta de que eso es lo que verdaderamente te gusta. Cuando llegas a casa después de un día duro sabiendo que nadie te espera, pero llegas sabiendo que este sacrificio valdrá la pena. Y desde mi punto de vista, creo que ésto es verdaderamente importante.
    El único inconveniente es que no todos los profesores/as son conscientes de lo que influyen sobre los estudiantes. Muchos de ellos no nos marcan un antes y un después en nuestras vidas. No nos motivan a seguir luchando, incluso muchos de ellos, nos quitan las ganas. Muchos de ellos/as llegan a clase sin una meta propia, con el único fin de correr para dar temario, que el alumnado lo memorice, lo suelte en el examen, cual loros; y fin del cuento.

    ¿Enserio alguien cree que un profesor/a que llega a clase con un método educativo tradicional, aburrido y memorístico; será capaz de enseñar a futuros maestros/as nuevos métodos educativos y maneras activas de aprendizaje? Hace falta predicar con el ejemplo y poner en práctica la teoría desde el primer año de universidad.

    En conclusión, para mi ser profesor/a es mucho más que llegar a clase y soltar lo más rápido posible lo que me exigen y aprender es mucho más que memorizar contenido para aprobar o suspender un examen. No nos damos cuenta que lo verdaderamente importante que puede brindarnos un profesor no está en los libros.

    .

  16. lmva Post author

    Contenidos nuevos y cambios en creencias y percepciones sociales en el primer curso. Junto a ello está la actuación convencional del profesor universitario que no distingue un curso de otro como si todos los estudiantes de los distintos cursos fueran lo mismo. Es necesario un programa formativo que prepare a los profesores para ese nivel universitario que es crucial para evitar el abandono del estudiante del mismo.

  17. MIRIAM TRUJILLO MARRERO

    Se dice que el primer curso de grado en la Universidad es el más duro de todos, debido tanto a su dificultad para aprender el contenido como los cambios producidos tras pasar de un nivel a otro en la formación profesional.
    En este PDF, el cual adjunto el enlace para acceder: http://www.mecd.gob.es/prensa-mecd/dms/mecd/prensa-mecd/actualidad/2014/02/20140213-datos-univer/datos-cifras-13-14.pdf .

    Se tratan datos básicos del sistema universitario español entre los años 2013 y 2014, analizados por el Ministerio de Educación, cultura y deporte, del Gobierno de España.
    En él, se muestran datos muy interesantes desde un punto de vista generalizado, en el que hablan de la cantidad de universidades que se encuentran, así como la gran variedad de grados posibles, con datos numéricos que contrastan las notas obtenidas de media, por alumnos procedentes de PAU y FP.
    Podemos encontrar además, multitud de información que contrasta las notas de admisión de uno u otro ámbito, por ejemplo en educación infantil o primaria, tienen una nota de admisión más bajas que en el ámbito de C. sociales, educación comercial y derecho.

    En definitiva, el primer año de carrera quizás es el más duro por los cambios no sólo de localidad e institución, sino a la hora de tener que aprender uno u otro contenido. El docente juega un papel fundamental, ya que debe tener más en cuenta la dificultad que supone para éstos nuevos estudiantes adaptarse en el ámbito universitario (y en mi caso propio).
    Y para finalizar, decir uno de los dichos más comunes a la hora de motivar a un alumno o a cualquier persona a superar una meta, en este caso, a superar el primer año de carrera y a finalizar la misma.
    “QUERER ES PODER”.

  18. lmva Post author

    Como ha hecho comentarios en dos plataformas, esto significa su indudable interés y motivación por la información y comunicación usando distintas herramientas. Manifiesta igualmente interés en el análisis crítico de las estadísticas del Ministerio del ramo para hacer su valoración. Continúe haciendo lecturas en profundidad…

  19. ISABEL LUNA QUESADA

    En mi opinión, he experimentado una gran modificación con respecto al cambio que tiene lugar con el paso de un nivel a otro, por así decirlo es un cambio en la vida del estudiante no solo a nivel profesional, sino también a nivel social, puesto que lleva a ser más independiente, y tiene que convivir que otras personas.
    El papel que desempeña el docente en este caso es fundamental, el alumno/a llega a un lugar que desconoce, por lo que su papel debe ser principalmente de guía, además de motivador, ya que es una etapa difícil donde no puedes dejar que un suspenso te afecte.
    Sobre todo, se le debe dar importancia al aprendizaje significativo, dejando a un lado las calificaciones, y esto se consigue por medio de la experiencia, de hacer ver, pensar, reflexionar y escuchar.

  20. lmva Post author

    Su comentario, personal y valioso, resalta aspectos importantes sobre el papel del docente y el valor del aprendizaje significativo. ¿Ha podido constatar otros cambios en sus compañeras de estudio?

  21. ISABEL LUNA QUESADA

    En algunas de mis compañeras los cambios son mayores, por ejemplo, en el caso de las personas que son de distinto lugar la transformación de su vida es mayor, están en lugar nuevo, con gente diferente…
    Por otra parte, también hay personas que tenían pensamientos distintos sobre el grado a los de la realidad o simplemente no se adaptan al sistema que este conlleva, por ello opino que el docente debe tener paciencia ya que es un año de cambios.

  22. lmva Post author

    Efectivamente, el docente debe procurar una especial atención a los alumnos de este curso porque éstos se enfrentan a muchas novedades institucionales, tamaño de grupos, variedad de profesores, etc.

Deja un comentario

Luis Miguel Villar Angulo