CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

Resiliencia Bloguera en la Educación Superior

resiliencia-bloguera

Resiliencia Bloguera en la Educación Superior. 

El estoicismo o resiliencia bloguera del profesorado universitario ante la andanada digital que impacta y corona cualquier acción de enseñanza y de investigación en las ruidosas aulas o recoletos despachos es una manifestación clamorosa de superación de las perturbaciones del sistema universitario basado en la singladura de créditos de aprendizaje y en el cambio de titulaciones de grado y doble grado.

Invulnerables ante programas tecnológicos cincelados y alambicados de la web, adaptados a una nueva atmósfera cromática de intervenciones de estudiantes y colegas en metodologías de comunidades de la práctica, la fortaleza de los profesores y estudiantes para reorganizar los aprendizajes y mantener la estabilidad curricular del paisaje de créditos de las titulaciones es una forma de resiliencia ante el cambio de las nuevas reglamentaciones y nuevos productos derivados de la tecnología.

La resiliencia de profesores y estudiantes absorbe las incomodidades de la enseñanza en línea, reteniendo sus identidades, funciones y estructuras de enseñanza-aprendizaje en las materias de las titulaciones. La comunidad universitaria con tinos y desatinos de autoestima se ha ido adaptando progresivamente al sistema de comunicación e información en línea para manejar los inconvenientes y despertares insomnes de la comunicación a distancia.

Ante las adversidades que perturban substancialmente el sistema universitario, la superación y la transformación positiva del flujo y reflujo de un conocimiento social comprensible en red, de una cadencia ecológica de equilibrados intercambios entre los sujetos de una comunidad universitaria y por encima de todo de una proyección e integración de textos e imágenes en informes, narrativas y diarios en una plataforma tecnológica (como una web o un blog) manifiestan la fortaleza emocional de la comunidad universitaria.

La resiliencia de profesores y estudiantes afronta la diversidad de herramientas tecnológicas y la falta de disponibilidad de servicios de apoyo con capacidad de relación entre pares. Y la independencia emocional de los miembros de la comunidad universitaria los protegen de la presencia y surtido constante de recursos que alumbran y lucen en aulas, seminarios y bibliotecas. Alentados por su capacidad de introspección emiten y reciben retroacción de los aprendizajes cotidianos que fermenten el mosto de su bien escasa alfabetización digital.

Este es un viejo problema. El frágil dominio de los atributos funcionales de la tecnología de la comunidad universitaria y los infortunios de algunos de sus miembros en el nuevo ecosistema digital aumentan cuando se planifica y acuerda, por ejemplo, la realización de un trabajo fin de grado que adopta formas específicas de narrativa como el eportafolio o la innovación bloguera, o de actividades enfocadas a la solución de problemas a través de medios sociales como Facebook, Twitter o YouTube.

Resiliencia de un bloger, bloguero o bitacorero 

Encarados los blogueros al sistema más popular de herramientas Web 2.0 que se entreabre con dificultad en los domicilios de los estudiantes, en las aulas, seminarios, bibliotecas, salas de informática o despachos profesorales, la latitud o extensión de un blog como herramienta de publicación de ideas ribeteadas de originalidad, intercambio de comentarios plisados, reflexiones hondas y discusiones atirantadas, está suficientemente explorado a nivel global, aunque menos en algunas instituciones universitarias españolas. Esta idea de latitud es el primer factor que había redactado Holling (1973) en un artículo seminal sobre resiliencia y estabilidad de los sistemas ecológicos, que posteriormente Walker, Holling, Carpenter y Kinzig (2004) adaptaron en otro artículo sobre resiliencia en los sistemas socio-ecológicos.

La extensión de un blog en el sistema universitario tiene un componente de latitud o o un grado de distancia angular desde la superficie de la matrícula de alumnos en una materia al paralelo de la carga docente de un profesor. La ratio profesor/tamaño de clase preludia el desempeño docente. En consecuencia, la capacidad de recuperación docente es vulnerable a la distancia astronómica de estudiantes de los créditos de las materias que imparte en una titulación.

La resiliencia de un bloguero en el ámbito universitario es la facilidad que tiene o la resistencia que manifiesta para cambiar la metodología de contar historias en los subsistemas de enseñanza-aprendizaje y evaluativo. La iniciativa y la creatividad bloguera se esclarece con unos datos publicados en la blogosfera de 2010 que mostraba cifras altamente espectaculares: además de los 8 millones de blogs en linea, cada día se publican 12.000 nuevos blogs.

La tenacidad de profesores y alumnos para conquistar el reducto de una weblog y convertirla en un ambiente de aprendizaje colaborativo y de discusión; la firmeza y obligatoriedad de la presencialidad en la docencia de “tesis doctorales, trabajo fin de Grado, trabajos fin de Máster y tutelas de prácticas externas de programas y titulaciones oficiales” con toques esporádicos a URLs donde se alojan blogs de acumulación de conocimientos y comentarios de aprendizajes suponen una mezcla tecnológica imaginativa que desarrolla la inteligencia.

Un bloguero está presente en clase y tiene apariencia virtual en la red, uncidas ambas – presencia y virtualidad – de conocimiento disciplinar y tecnológico. Un bitacorero se recrea en la metodología alambicada de hiperenlaces de una entrada o post que se expanden como ramas de un árbol frondoso de conceptos.

Ahí demuestra su conocimiento un bloguero de las técnicas de optimización externas (Off-Site SEO) para la construcción de enlaces y comentarios en el blog. Una vez solidificado su conocimiento digital cuando sus posts están recamados de enlaces interesantes a sitios web, un bloguero comparte sus contenidos en múltiples medios sociales siguiendo un calendario regular (escribiendo entradas en un blog, posts en G+ o LinkedIn, tuiteando, compartiendo posts en FaceBook, Pinterest o Tumblr), o difundiendo episodios de video en YouTube o Itunes, etc.

La precariedad o provisionalidad en el conocimiento de un bloguero en el ámbito universitario se manifiesta en el límite de la comprensión para traspasar el umbral de una comunicación informativa de textos científicos e imágenes de valor, en la perspicacia para penetrar en la discusión de los comentarios y en la colaboración con los estudiantes de una materia que sirva para generar hilos de conocimientos como un tragaluz de una nueva red servible de aprendizajes.

Panarquía como cuarto aspecto de la resiliencia bloguera

Algunas materias de un grado se organizan como estructuras de clase que se pueden tratar bajo una dinámica de indagación científica. La panarquía describe cómo los sistemas complejos de las personas y la naturaleza están dinámicamente organizados y estructurados a lo largo del espacio y del tiempo. La comunidad universitaria ha comprendido el cambio tecnológico y se ha ido adaptando progresivamente a este nuevo ciclo de enseñanza mezclada o en línea merced a su capacidad de pensamiento crítico

Bajo este concepto de panarquía, un bloguero entiende que la dinámica de creación de la metodología de solución de problemas en un blog está enlazada con otros procesos de la institución universitaria que lo pueden afectar, como el servicio de apoyo para la creación y alojamiento de un blog en un hosting o el mantenimiento de una plataforma (ayuda de un diseñador web profesional, prestaciones institucionales como el espacio en un disco duro, el ancho de banda, o la adquisición de plantillas Premium para la personalización de una web, etc.).

En fin, el ecosistema de un grado universitario está estructurado en escalas espaciales y temporales que se alteran cuando se establece un Plan de Organización Docente (POD) en un departamento perturbando la planificación de un blog para el siguiente curso académico. A ritmo de tutorías, orientación y atención a los estudiantes, un profesor genera herramientas para su docencia y prepara y confecciona exámenes y evaluaciones (continua y final) festoneados de resiliencia bloguera.  

Metodología de solución de problemas en un blog

Al iniciar una metodología de solución de problemas, la capacidad de un bloguero se manifiesta en la selección del tipo de blog para que la participación de la audiencia sea autosostenible (openblog, moblog, tumbleblog, etc.). Lo importante es cultivar la creatividad de los estudiantes y facilitar la resiliencia bloguera para el desarrollo de blogs personales y de equipo ante la vulnerabilidad de los estudiantes según los cursos y las titulaciones. Luego, antes de terciar en la evaluación del blog, un profesor debe contemplar casi rutinariamente – con una singular mezcla de estimación y regocijo – la solidaridad, el apoyo, y la reciprocidad que sostienen cualquier innovación, como Alegre y Villar han aleccionado en los cursos en línea con la plataforma moodle y recientemente en un blog de Blogspot. Las plataformas de teleformación fueron premonitorias del marco tecnológico de algunos blogs por los edificantes caminos de la investigación interdisciplinar, las historias compartidas de sociabilidad inteligente, las silenciosas críticas a la responsabilidad personal y de equipo, la autoconciencia recoleta de pertenencia a grupo, las incisivas críticas, los almidonados refuerzos, los dorados roles de sabiduría de los mentores, las cinceladas normas de progreso, los rituales floridos de aplicaciones para la edición de textos, fotos y videos, que han sido propicios desde el asentamiento de la educación a distancia y los cursos MOOC o COMA (Curso Online Masivo en Abierto). 

Esperanzado y optimista, lejanos los tiempos de una enseñanza basada en apuntes, la resiliencia de un bloguero logra arrancar los arcanos secretos de los plugins (aplicaciones) en largas dedicaciones de estudio, espigando los valores de las entradas de los estudiantes – escritos de diáfanas sombras historiadas, hechos de claridades y penumbras – hasta alcanzar la imprecisa raya equinoccial de la tolerancia a la frustración bloguera. 

LMVA & Lumivian

(Descargue este post como pdf: Resiliencia Bloguera en la Educación Superior)

6 thoughts on “Resiliencia Bloguera en la Educación Superior

  1. Olga María ALEGRE DE LA ROSA

    ¿Resiliencia?. Cuando nadie sabe cómo se elabora el POD. ¿Resiliencia? Cuando las aplicaciones administrativas marcan la vida académica. ¿Resiliencia? Cuando en facultades de educación existe la mayor resistencia al cambio o la innovación…. Mi querido profesor, resiliencia es lo que algunos hemos tenido a lo largo de los años y, a pesar de ello, cada día nos ilusionamos más con el avance de las nuevas tecnologías, con la creación de blog personales, profesionales y docentes y nos creemos de verdad lo que explicamos sobre diversidad, inclusión, innovación, sostenibilidad y cambio educativo…. ¿Resiliencia?. ¡Mi vida universitaria!.

  2. lmva Post author

    Cuatro veces la palabra resiliencia en el párrafo muestran tu autoconfianza y seguridad en las acciones de la vida universitaria.

  3. Marisa

    Muchísimas gracias Don Luis por sus palabras cargadas de mensajes que nos hacen reflexionar y ser conscientes de la realidad que está ahí y que vivimos en muchas aulas. Y a Doña Olga, por no perder el ánimo y seguir creyendo a pesar de la adversidad.

    Afortunadamente, en algunos posgrados, podemos decir que tenemos a ese profesor/a que estimula y nos abre la posibilidad de ahondar y usar las nuevas tecnologías, aspecto fundamental que nos demanda la sociedad y el mercado laboral de nuestros días.

  4. lmva Post author

    Tus comentarios, agudos y ajustados, convierten las entradas de este blog en un documento para la interacción social. Persevera en tus juicios sobre los posts.

  5. pedro de vicente rodriguez

    Ajustadísimo uso del término “resiliencia”. Es la vida misma del profesor univesitario

  6. lmva Post author

    El profesor universitario se ajusta (o debe hacerlo) a todas las novedades estratégicas que suceden en un campus universitario. Fomenta la resiliencia bloguera la felicidad tecnológica del profesorado universitario?

Deja un comentario

Luis Miguel Villar Angulo
A %d blogueros les gusta esto: