CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

Tocata y fuga de talentos

Tocata y fuga de talentos.

Tocata-y-fuga-de-talentos

Antes de iniciar este post quisiera dar una aviso. El título de esta entrada tiene algo bachiano, porque es una composición de un solo movimiento: el que hacen los becados internacionales que desean mejorar su formación en el extranjero. Resulta la tocata una pieza musical en la que el practicante desarrolla una destreza sutil sobre el teclado, como obligado es para un candidato a una beca Talentia sortear todos los requisitos para incorporarse al tejido productivo andaluz. La fuga parece un término borroso pero no lo es para un estudiante de Talentia: porque en esta beca suenan criterios de evaluación donde se ponderan el perfil de un aspirante, el programa, el plan de retorno, la admisión y la vinculación, como si fuera esta beca una fuga, una textura musical con varias voces. Las dos palabras que preceden a talento (tocata y fuga) explican adecuadamente la relación que tienen entre ambas, y las prolongan más allá de la duración de una beca. La tocata se asienta en los “conocimientos, capacidades, competencias y personalidad del solicitante”. Así iniciado el perfil de un candidato se me antoja que debe haber profesado en su grado académico pasajes formativos en cascada con una mano y acompañamientos de cursos, seminarios y talleres con la otra. No es esto todo; el título “fuga de talentos” no es enigmático, aunque sea sutilmente inexacto. En efecto, el plan de un becado es el retorno a la producción o el regreso al emprendimiento en la comunidad. La fuga se parece a una coda: es un epílogo, el final de un movimiento de búsqueda de empleo; así, el retorno y la vinculación a un empleo de un becado se unen por el eslabón desesperado de la falta de becas y trabajo a la fuga de talentos. En fin, la tocata y fuga bachiana ponen a prueba las figuraciones de los talentos en el mercado laboral.

Tocata de talentos para el mercado

La quimera social actual es la meritocracia epistémica en la enseñanza superior, un mecanismo que distribuye aptitudes de talentosos estudiantes en los sectores ocupacionales. La meritocracia y el esfuerzo son básicos para la igualdad de oportunidades educativas en muchos países, frente a otros notables o irrelevantes factores sociales, sin que ello presuponga que el fin bueno de la institución universitaria sea la competición para adquirir una posición social. El talento de una persona requiere una inversión de tiempo y capital cultural; abarca estudiantes versátiles e ingeniosos, y va mas allá del conocimiento conceptual, porque el conocimiento discursivo teórico de un estudiante no optimiza por sí mismo el rendimiento en un empleo, si no va acompañado de remozadas competencias prácticas y éticas. Parece que se ha dejado de creer en el mito de una única inteligencia y los sectores económicos alientan la necesidad de empleados con inteligencia emocional, un compuesto que hace capaz al sujeto de motivarse a sí mismo y de tolerar las presiones que se sienten en el trabajo como consecuencia de la movilidad socioprofesional. No desaparece la necesidad de talento; solo hay un cambio en la conciencia de los hombres que promueven el desarrollo industrial ante la demanda de una zona psíquica personal que albergue la confianza emocional. La tocata del talento se tiene que reacomodar en los grados universitarios para que el currículo de las titulaciones proyecte el talento diversificado en las programaciones de aula. Y para esto, habrá que insistir en la reforma de las titulaciones pasando nuevos protocolos de estándares formativos de calidad.

Flujos poblacionales y ayudas para la incorporación de talentos

Una fábula es un relato imaginario. El Documento de trabajo nº 1503 del Banco de España (Spain: From Immigration to Emigration?, 2015) no disfraza la realidad. La representación de una España emigrante para el periodo 2008-2012 se manifestó en unas cifras que encierran la idea de fuga con una trama polifónica de destinos, género, edades y educación. El jeroglífico de datos se resumió en un aumento porcentual de 18 puntos en la tasa de población desempleada durante la pasada Gran Recesión. La situación desdichada y real es que el porcentaje de población emigrante más alto se encuentra en el nivel terciario, y en el ciclo de edad de 30-44 años. Los hombres emigran más que las mujeres y el destino prioritario de emigración es Europa. Esta emigración altamente calificada de titulados superiores es perniciosa para la alineación de una masa crítica de investigadores que se ven obligados a desinvertir su capital humano en su país de origen. En vista de ello, la salida es la solución para el individuo, con gesto triunfante o infortunado, ante la situación ya legendaria de inactividad o desempleo. El mito de las becas de incorporación a un trabajo en el país de origen no transforma la penuria del cambio condensado en pocos números. El panorama del programa estatal de promoción del talento y la empleabilidad es lo más alejado de una siembra de inversión en individuos: se concedieron 167 ayudas para el subprograma de incorporación Ramón y Cajal, destinadas mayoritariamente a las universidades, así como 225 ayudas postdoctorales y 180 para técnicos de apoyo. (Los héroes de las ayudas habrán podido fundir con alborozo – supuestamente –  el cerebro con el mundo laboral).

Think tanks y el potencial del talento

La fuga de talentos no es un disfraz para los ingenieros que emigran a Alemania o los fisioterapeutas y enfermeros a Francia. Un becario sufre al hallar en el plan de retorno un documento efímero, un compromiso trivial en el que se halla confinado. La aspiración a la incorporación al tejido productivo es una meta humana; conseguirlo, una proeza, y la inactividad o el subempleo un “potencial perdido”. Gobierno, sociedad, élites políticas, think tanks y fundaciones filantrópicas son actores que deben potenciar sinérgicamente políticas educativas para incentivar el “potencial” humano. La orquestación de ideas, y los recursos financieros, empíricos y políticos para el fomento del talento que ponen a la vista algunas organizaciones intermediarias están incuestionablemente justificados. Claro está que el rigor en el estudio de una universidad que planifica y aplica el talento como principio resolvería ese conflicto; y de ahí su derecho superior, no solo a filtrar las becas sino a culparse del incumplimiento del retorno laboral del becado. Si, por ser ciencia de los números y arte de las palabras, la institución superior es universidad, por tener como misión la excelencia y por cuidar el potencial de calidad de un estudiante, es una organización de liderazgo. Un becario con talento es un capital, no un halago, que necesita el bienestar de un acto y la satisfacción de un empleo digno. De ahí la necesidad de que la universidad añada a la sempiterna triangulación de misiones (enseñanza, investigación y servicio) el rito y la gran visión de una hélice cuádruple que introduzca al individuo en la educación, investigación, intercambio de conocimiento y desarrollo de talento. Naturalmente que esta ordenación universitaria es flexible y autónoma para que su esencia reformada sea el cultivo de talentos; donde un estudiante dramatizado por la tocata de créditos de titulaciones se convierta en un héroe para la comunidad, y que su fuga sea la coda final.

LMVA & Lumivian

(Descargue el post como pdf: Tocata y fuga de talentos)

18 thoughts on “Tocata y fuga de talentos

  1. Olga María ALEGRE DE LA ROSA

    Qué diferente el mundo de Bach al mundo universitario de meritocracia y zancadillas…. Tocata, sí, de talentos. Preludios y Fugas como el Clave bien Templado. Ojalá también la Universidad fuera capaz de afinar y ser capaz de escribir sujetos, respuestas y modos de resolución en compases equilibrados. Pero a menudo es una charanga barata…

  2. nago villaracasus

    La necesidad de puestos de trabajo ocupados por personas con talento es una obligación social que no se puede posponer. Las instituciones se deben poner al servicio de la busca y captura del talento para promover el cambio socioeconómico del país.

  3. Idoia villaran

    He conocido amigos de las becas Talentia que han tenido que estar solicitando trabajos muy distintos de aquellos que practicaron con las becas. Lo importante de Talentia es que te puedas habilitar y encontrar un trabajo vinculado a las competencias que has aprendido en la nueva práctica.

  4. julio villarangulo

    Una nación no puede progresar si tenemos el talento oculto y sin protección. No hay forma de emprendimiento sin que se promocionen iniciativas para que un autónomo despliegue su talento en pos de la prosperidad personal y social.

  5. Pingback: Arbotantes para la gobernanza universitaria • Luis Miguel Villar Angulo

  6. Pingback: A menos financiación, más talento (artístico) • Luis Miguel Villar Angulo

  7. María Isabel Acosta García

    A día de hoy la fuga de cerebros es algo (desafortunadamente para nuestro país) muy común entre los jóvenes recién graduados en distintas carreras. Sinceramente, y desde mi punto de vista, se debería poner solución a este fenómeno ya que perdemos el talento y conocimiento de las generaciones bien formadas. Económicamente hablando, existen pérdidas importantes de inversión del Estado español. Esto, también contribuye a la presencia de una tasa mayor de empleo juvenil, algo de lo que no deberíamos estar orgullosos y podría preocuparnos más.
    Las oportunidades que otros países ofrecen a los jóvenes del sur de Europa (España entre algunos países más) deberían ser propuestas desde los propios países que actúan como exportadores de dichos jóvenes.

  8. lmva Post author

    Efectivamente, la salida masiva de egresos con titulaciones de grado y master al extranjero representa una sangría para el estado que ha financiado puestos escolares universitarios y el valor añadido de la inversión pública se va a otros países.

  9. elisamagaro

    Creo que se debería invertir mucho más en educación de lo que está invirtiendo hasta ahora, pues es el pilar base en la formación tanto en el ámbito social como en el cognitivo de todas las personas, abarcando casi toda nuestra vida. Es una lástima que los jóvenes que un día empezaron sus estudios (ya sean de grado, ciclos, Formación Profesional, etc.) con la mayor ilusión (la mayoría) e imaginándose en un futuro ejerciendo de lo que hayan estudiado en España, su país, tengan que emigrar para poder desarrollar dichas funciones o no puedan ejercerlas en el propio país debido a la alta tasa de desempleo y a la baja estimación hacia los “cerebros españoles”, artistas, etc. que sigue vigente hasta ahora. Debemos recordar que la cifra de españoles que han puesto o pusieron rumbo al extranjero ya asciende a casi los 800.000, suponiendo esto tanto pérdida económica del Estado como la desmotivación en la mayoría de los futuros estudiantes. Como medidas para disminuir dicha migración, deberían de generarse planes de ciencia, innovación y tecnología consistentes, evitando así que que fuesen desmontados si se alterasen los cargos de los dirigentes. La existencia de programas y estrategias de adquisición social del conocimiento dentro de estos planes ayudarían a que las personas conociesen la importancia que supone la ciencia para el desarrollo social, al igual que programas de formación en investigación. Otra propuesta sería también la de invertir más en investigación (enfermedades, etc.), ya que esto repercutiría en un futuro en beneficios gracias al uso de patentes. Debemos hacer de nuestro país un sitio en el que vivir y no como está ahora mismo (esto es solamente mi opinión).

  10. elisamagaro

    “Creo que se debería de invertir mucho más en educación de lo que se está invirtiendo hasta ahora” *

  11. lmva Post author

    Ha hecho propuestas sugestivas que la clase política dirigente debería poner en funcionamiento tan pronto ocuparán escaños en el Parlamento.

  12. Veronica Torres Marin

    Tocata y fuga de talentos.

    Efectivamente, creo que es una propuesta interesante.

    Personalmente, y como estudiante del grado en Educación Primaria, creo que España debería ofrecernos más oportunidades económicas para facilitarnos la formación y posteriormente la inserción en el mundo laboral.
    En mi caso, si no tengo la oportunidad de poder formarme como me gustaría en España, no me importaría trasladarme a otro país para en un futuro poder ser mejor profesional en el mundo de la docencia. También lo haría en el caso de tener más oportunidades laborales en otros países.

    Sinceramente, creo que deberían trabajar y ofrecer más oportunidades para evitar la fuga de talentos, ya que eso beneficiaria a nuestro país.

  13. Fernando Morales Hervas

    Es innegable achacar que una de las principales causas, por la cual se está demandando efusiva mente dichas expediciones relacionadas con el ámbito laboral a otros países, es la gran crisis sufrida por nuestro país.
    Y si señores, esto es un dato preocupante, dada a la mala gestión y despilfarro que todos conocéis por parte de nuestros representantes, los cuales son seleccionados cada cuatro años en las urnas por todos los ciudadanos. ¡Ojo! esto no quiere decir que la mala gestión se este dando ahora, sino un cúmulo de años atrás de los cuales han tenido que explotar por alguna parte.
    Por consiguiente expongo una información alarmante, contrastada con otro artículo de la misma índole el cual nos dice lo siguiente:
    » El 73% de los jóvenes investigadores podrían marcharse a trabajar fuera de España
    » 6 de cada 10 jóvenes españoles piensan emigrar para trabajar
    Y no solo seguimos recortando en educación, sino que además, no se dan cuenta de la poca inteligencia que acarrea realizar dicho recorte.Ya que nos gastamos el poco dinero destinado a la formación, en mandar jóvenes desesperados por su futuro a otros países para que éstos puedan disfrutar de ” mano de obra ” muy cualificada a bajo coste.
    En mi caso como estudiante de grado en Educación Primaria de la universidad de Jaén, no descarto la opción de emigrar a otros países para seguir con mi formación, y por consiguiente según las circunstancias en el mundo laboral.

  14. lmva Post author

    Tiene voluntad de autodesarrollo. Si conoce o domina un idioma, no dude en salir y vivir en el extranjero. Es una experiencia que marca la vida.

  15. lmva Post author

    Tiene voluntad y empeño por la mejora personal. Cuide su decisión. Cualquier punto de la unión europea está a pocas horas del hogar familiar. Así que animo y mantenga alto su pensamiento crítico.

  16. Pingback: Arbotantes para la gobernanza universitaria

  17. Pingback: Reclutamiento de cohortes universitarias

Deja un comentario

Luis Miguel Villar Angulo